El pacto de Quenamur

Por +3 de defensa llevaría los calzoncillos por encima, ya lo creo
Avatar de Usuario
Crow
Mensajes: 1434
Registrado: 21 Jul 2011, 13:34

Re: El pacto de Quenamur

Mensajepor Crow » 16 Ago 2017, 14:50

Entonces ya entendía por que estaban tan cagados, un pez gordo... bueno, más bien un pez mediano del ejercito había venido a pasar revista... por alguna razón. Me picaba la curiosidad, lo admito, pero no era asunto mío así que enseñé la documentación y animé al resto de hacer lo mismo, sobretodo a la elfa, que parecía tener reservas.

-Enga, vamos, que tienes que explicarnos que es lo primero que deberíamos saber de este sitio.

Entonces oí lo de las subastas. Eso podía ser curioso. Levanté la voz para que me oyeran el capitán y el comandante, tengo oído que los peces no tienen las mejores orejas y ese señor igual no me oía desde tan abajo, era muy enano, para... no ser enano.
-¿Subastas? ¿Que se suele subastar por aquí?
Ora Ora Ora Ora Ora
Imagen

Avatar de Usuario
Santi_gf
Mensajes: 585
Registrado: 06 Feb 2011, 18:04
Ubicación: Giruvegan

Re: El pacto de Quenamur

Mensajepor Santi_gf » 17 Ago 2017, 15:52

No hacía falta que nadie me diera prisa para que pisar tierra firme fuera lo que más deseara en aquel momento. Saqué y miré lo que eran "mis papeles", y aunque no estaba acostumbrado a aquella burocracia, me detenía a revisarlos mientras andaba por la pasarela hacia aquel humano. Los tenía en regla, ¿no era así? Se los entregué a aquel hombre mientras recordaba la mirada que me había echado el humano más bajito y de más cargo...

Sin suspirar de alivio para no parecer sospechoso, recogí mis documentos una vez revisados y me adelanté un poco para no entorpecer el paso a mis compañeros que estuvieran bajando la pasarela. Me volví para observarlos justo después de que Albator lanzase aquella pregunta suya al bajito.

- No debería haber preguntado eso, así, a aquel hombre, ¿no? Pero él tiene que saber más que yo de estas cosas... Aunque yo le hubiera preguntado a Arlett o a... Cualquier otra persona menos importante, por si acaso.

Pensando en la posibilidad de que aquella pregunta molestara, me retiré un par pasos de distancia de aquella gente mientras hacía indicaciones a los demás para que siguieran marchando por la pasarela con sus documentos en mano. Aunque, a decir verdad, también me surgió una acuciante duda que no lograba ignorar mientras esperaba a los demás... ¿Aguantaría aquella pasarela el peso de Rihat? Dejé de meter prisas y busqué con la mirada alguna cuerda suelta por allí cerca, por si acaso.
"Szia Szia
Szia szia szia SZIA!
Szia,

Szia"
Imagen

Avatar de Usuario
Fornax
Mensajes: 291
Registrado: 09 Feb 2015, 23:06
Ubicación: En la capital opresora, Midgard

Re: El pacto de Quenamur

Mensajepor Fornax » 22 Ago 2017, 13:29

Empezaba a entender por qué los marineros estaban tan nerviosos ante la visita. ¡Menuda barba más cuidada tenía el encargado! Obviamente la suya era mejor, pero eso no quitó para que el enano se retocara el pelo en un claro gesto que decía “Los enanos somos los que mejores sabemos llevar barba, principiante”. No obstante tenía tareas más importantes y peligrosas que atender, como bajar del barco para empezar.

-Es una pasarela, ¿entonces por qué es tan poco sólida? Los enanos la hubiéramos hecho mejor. Esta gente no tiene ni idea de hacer las cosas, bueno, eso tampoco es una novedad–Refunfuñaba Godin mientras con paso lento, firme, y obligándose a mirar al frente, fue poco a poco bajando la pasarela hasta llegar al joven soldado y entregarle los papeles, tras lo cual, lo primero que hizo fue alejarse lo máximo posible del agua y pedir indicaciones al primer habitante que pillara sobre dónde estaba el altar de la Diosa.

Avatar de Usuario
Impredecible
Mensajes: 192
Registrado: 12 Feb 2011, 23:07

Re: El pacto de Quenamur

Mensajepor Impredecible » 29 Ago 2017, 10:53

No sabiendo del resto de mis acompañantes más que lo justo y necesario, dejé que Luadh se encargase de las presentaciones mientras la elfa botaba de lado a lado del barco. No me pagaban para hacer de relaciones públicas... y estaba más atenta del hecho de que la tierra firme se acercaba maravillosamente rápido que de hacer amiguitos. Suficiente barco para lo que quedaba de año, gracias.

Cuando llegó la "inspección", le mantuve silenciosamente la mirada a aquel tipo que me miraba con la expresión universal de "no me fío de ti". No que fuese a notarse mucho, con la armadura por medio, pero era una satisfacción que no me iba a quitar.

-Bú -musité para mi una vez el tipo se hubo apartado.

Llegado el momento, descendí del barco lo más rápido que pude, tratando de no prestar excesiva atención a los crujidos de la escalera, y miré a mi alrededor. Bueno, no era bonito, pero era un buen cambio. Me valdría por ahora.
Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen

Avatar de Usuario
Zodiark
Mensajes: 895
Registrado: 05 Feb 2011, 22:33
Ubicación: Nohr

Re: El pacto de Quenamur

Mensajepor Zodiark » 30 Ago 2017, 16:07

—Sí que era guapa, sí.

El marinero entregó a Aria un frasco que contenía un líquido rojo. La chica esbozó una sonrisa y lo guardó con cuidado de no romperlo.

—Es para las molestias que te has tomado en avisarme. ¡Gracias!

—¡De nada! —exclamó volviéndole a pasar el brazo por el cuello y revolviéndole el pelo de forma amigable con la otra mano— Gracias a ti por el regalo, colega.

Al atracar, Aria salió a cubierta y observó el paisaje. Respiró hondo el aire viciado de aquella ciudad, y aunque a algunos estaban criticándolo, ella le encontraba cierto atractivo. Para ella valía la pena visitar un lugar así, pues era una parte más de aquel vasto mundo que ella quería conocer.

—Pues a mí me gusta este sitio, tiene un ambiente... curioso.

Un hombre barbudo bastante bajo subió al barco custodiado por un puñado de soldados, y la joven supuso que aquel era el importante invitado. Se quedó a un lado, escuchando la conversación sin intervenir, y finalmente bajó junto a sus compañeros del barco.

—¡Aaaaah, tierra firme! —exclamó contenta al poner los pies en el muelle por primera vez—. ¿Tendremos tiempo de dar una vuelta más tarde? ¿Alguien se apunta?

Aria lanzó la pregunta al aire sin dirigirse a nadie en concreto mientras miraba a su alrededor, fijándose bien en la gente que iba por allí, especialmente los que estaban trabajando en aquel puerto, cargando y descargando mercancías. Una amplia sonrisa se dibujó en su rostro. Lugares desconocidos, nuevas caras... Todo aquello la tenía muy emocionada.
Imagen

Avatar de Usuario
Drail
Mensajes: 1401
Registrado: 12 Feb 2011, 23:39

Re: El pacto de Quenamur

Mensajepor Drail » 05 Sep 2017, 00:17

· Todos

Poco a poco, el visitante se giró hacia al grupo tras escuchar la pregunta de Albator. Mostró una sonrisa cruel y satisfecha.

—Me alegra que lo pregunte usted, señor...Verá, no es que me haga sentir cómodo hablar de eso después del acuerdo que hicimos —mintió— , pero, ya que Bran mismo ha sacado el tema y usted lo ha pescado no habrá ningún problema... — el hombre pez bajo la cabeza y se mordió el labio, mientras el hombrecillo mantenía la mirada clavada al marinero — Descontentos del precario salario que recibían, ahí dónde les ven, estos marineros tomaron la decisión de empezar a transportar mercancías no autorizadas por su cuenta en los puertos a los que paraban, para ganar un dinerillo extra subastándolos en locales clandestinos, ¿pero eso se acabó ya, no es así Bran?

La única respuesta que hubo fue del capitán del barco, asintiendo en silencio.

—Ahí lo tiene. Pero no se lo digan a nadie, o podría causarles problemas —rio— . Espero que no se haya hecho ilusiones, señor. Las subastas son agua pasada ya.

—Comandante —interrumpió de repente el hombre pez— , si quiere hacerme saber qué busca, yo con mucho gusto...

El oficial empezó a andar camino al interior del barco e hizo un gesto para que le acompañase. Ambos empezaron a moverse por cubierta mientras el resto de la tripulación permanecía congelada en su sitio. Los crujidos de la madera al bajar Rihat por la pasarela llenaban el ambiente. Arlett suspiró cuando estuvieron todos abajo por fin.

—¡Por fin! Venid, no nos quedemos aquí, que estamos en medio del paso.

A pesar de eso, el normal ajetreo que habría, de marineros yendo de arriba abajo tras acabar de atracar, brillaba por su ausencia. Aun así el grupo se acercó a la entrada del puerto que conectaba con la ciudad. La elfa empezó a escudriñar en su equipaje mientras los demás observan que las calles eran un poco dejadas. No eran una pocilga, pues algunas fachadas estaban muy bien decoradas con robustas piezas de madera, y se podían ver ventanas, terrazas y balcones adornados de cristales de distintos colores y flores, pero a pesar de ser mediodía no había apenas gente por ellas.

—¡Aquí está! — la elfa sacó una piedra pequeña y ligera de colores muy llamativos y se la dio a Rihat — Tomad, iros pasándolo. Cerrad el puño y los ojos y relajaos.

El objeto era un amuleto de visión. Es un objeto poco común, pero muy útil, que permite a un mago transmitir una imagen mental o una idea a otras personas, sin necesidad de perder el tiempo describiendo ni explicando. Con eso en la mano, Rihat, al cerrar los ojos, pudo imaginarse un mapa mental de Calcherth, tal y como Arlett la había registrado previamente.

La ciudad estaba dividida en dos secciones. Ellos se encontraban en la baja, que se encontraba al nivel del mar, dónde la estructura de las calles era un poco caótica y se encontraban el puerto, el faro y un paseo marítimo, que finalizaba en un cabo, entre otras cosas. A medida que se subía, se podía llegar a la sección alta, que solo quedaba comunicada con la baja por unas escaleras que se abrían paso por una entrada en las montañas que hacían de barrera natural entre ambas zonas. En ella, las casas eran más grandes y ordenadas, y no estaban tan ajuntadas la una de la otra. Además, tocaba la orilla de un lago, dónde también había pequeños muelles y lo que parecía una discreta capilla tocando el agua.

—Bienvenidos a la ciudad de los artistas... Si es que aún se puede llamar así. ¿Todos habéis visto ya el mapa? Bien, como habéis podido ver la ciudad tiene forma de reloj de arena. Os dije que os hablaría de sitios de interés de la ciudad, y estos son los que recuerdo.

Spoiler: Mostrar
El Barrio Bajo

- El puerto, dónde estamos ahora. No hay mucho que ver, pero es la salida más segura de la ciudad.

- Si giráis por la derecha, llegareis hasta la parte norte de la costa, dónde se reúnen pescadores y hay una pequeñísima playa. Hay un bar llamado el Mesón del Mar, por si os apetece comer algo.

- Al final del paseo marítimo, al sur del puerto hay un callejón que lleva a un consultorio. Allí hay una enana que se dedica a hacer predicciones de futuro. No confío mucho en la eficacia de estas, pero también puede ayudaros encantando vuestras piezas de ropa o armas.

- El núcleo urbano se encuentra cerca de la escalinata que sube hasta el barrio alto. Seguid la calle que tenéis en frente y llegaréis hasta una plaza con una fuente. Allí hay varias tiendas que podrían serles útiles a aventureros como vosotros (o pescadores), y también una posada bastante económica.


El Barrio Alto

- Hay una pequeña plaza, eso sí, más pequeña que la del barrio bajo. Os recomiendo visitar la pastelería de una conocida, allí. Sus tartas son riquísimas, pero, uy, no sé si podréis permitíroslas... De hecho, no sé ni siquiera seguirá abierta aún.

- A partir de allí podéis tomar dos direcciones. Si seguís a la derecha iréis a la salida norte de la ciudad. Cerca de allí se encuentra la casa de nuestro alcalde y una sala de espectáculos donde se organizan funciones de teatro. También se organizan partidas de juegos de mesa en que la gente aposta dinero.

- Si vais hacia la izquierda llegaréis a la salida sur. Esa zona es la que se acerca más al lago. Allí encontraréis la Capilla del Paraíso Libre, a la orilla del lago, dónde talentosos artistas locales han ofrecido sus mejores obras. Apenas es usada, Calcherth no es muy dado a la religión hoy en día, pero antaño inspiraba trabajos bastante decentes, creo.

- Y, finalmente, en un precioso rincón cerca de la salida sur, se encuentra el taller de mi hermano.


—… Bien, creo que no me he dejado nada —la elfa volvió a guardar la piedra en una faltriquera — , es una lástima, pero tengo que irme. He de ir donde mi hermano y enterarme de si tengo algún nuevo recado por hacer — explicó.

—Su ayuda ha sido excelente — felicitó Vermillion — . Servidor también iniciará su marcha.

—Haría bien en tomar precauciones. Pueden parecer tranquilas estas calles, pero fuera de la ciudad tendrá que ir con los ojos bien abiertos. Esto también va por vosotros, eh. Cuando terminéis lo que tengáis que hacer pasaros por el taller de mi hermano, ¿vale?

El humano y la elfa marcharon con calma hacia la calle que el grupo tenía en frente.

Avatar de Usuario
Santi_gf
Mensajes: 585
Registrado: 06 Feb 2011, 18:04
Ubicación: Giruvegan

Re: El pacto de Quenamur

Mensajepor Santi_gf » 05 Sep 2017, 23:19

Spoiler: Mostrar
De, al rincón por lo del pescado


Me quedé mirándome la mano después de haber soltado aquella piedra encantada. ¿Qué había sido eso? Yo solo había seguido las instrucciones que había dado Arlett y... de repente, había surgido el mapa de la ciudad en mi cabeza. Después de superar la sorpresa inicial hacia aquella imagen mental si que pude prestarle atención al mapa, pero la verdad es que me había impresionado, mucho más que aquel asunto de las subastas que se mencionó justo cuando desembarcamos. ¿Y a producir estas clases de artefactos se dedicaba su hermano? Se me ocurrió la pregunta cuando se estaba marchando con aquel otro humano del barco, por lo que no le pregunté nada al respecto. Ya iría a visitar el taller de ese hermano suyo cuando acabásemos de realizar las tares pendientes más urgentes.

Aunque todavía teníamos que decidir cuales eran esas tareas.

— Creo que deberíamos de avisar al alcalde cuanto antes de que ya hemos llegado a la ciudad... Pero, si no me equivoco, en el camino a su casa se encuentran tanto las tiendas como la posada, en la plaza de la fuente. ¿Veis bien pasar por allí, hacer algunas comprar para prepararnos y reservar las habitaciones necesarias en la posada antes de presentarnos ante nuestro contratista?
"Szia Szia
Szia szia szia SZIA!
Szia,

Szia"
Imagen

Avatar de Usuario
Crow
Mensajes: 1434
Registrado: 21 Jul 2011, 13:34

Re: El pacto de Quenamur

Mensajepor Crow » 06 Sep 2017, 17:51

Vamos, que esos tíos se habían metido en un marronazo, así que corramos un tupido velo sobre el asunto y centrémonos en el futuro. Arlett, esa elfa que se había pegado a nosotros yo que se por que, tenia una piedra que nos enseño como era la ciudad, la mar de practico, ya la quisiera yo para enseñarle a algunos pesaicos que no, no podemos salir a navegar esta noche, hace mal tiempo y donde quieres ir hay muchas rocas, gracias, adiós, buenas tardes.

-Pueeees, que quieres que te diga, yo creo que tiene más sentido enterarse primero de que va el trabajo y luego comprar en consecuencia, pero ya que viene de paso... podemos aprovechar, si. Aunque no creo que vaya a comprar mucha cosa.
Ora Ora Ora Ora Ora
Imagen

Avatar de Usuario
Fornax
Mensajes: 291
Registrado: 09 Feb 2015, 23:06
Ubicación: En la capital opresora, Midgard

Re: El pacto de Quenamur

Mensajepor Fornax » 10 Sep 2017, 20:58

-La madre que te… No, gracias señorita, pero servidor pasa de usar cacharros que te meten cosas raras en la cabeza sin mi permiso. Si necesito buscar un sitio, usaré la ancestral técnica de preguntar al primero que pase hasta hacerme con un mapa.

A partir fue una discusión de la gente si querían ir al encuentro con nuestro empleador y luego de tiendas o viceversa. Era bueno tomarse las cosas en serio, pero no hasta ese extremo.

-Chicos, no os reconozco. ¿Acabamos de hacer un infernal viaje en barco y lo primero en lo que estáis pensando es en trabajar y no en tomarnos en una cerveza a nuestra salud? Con razón la mayoría de las razas no llegan a vivir lo mismo que los enanos.

Avatar de Usuario
Impredecible
Mensajes: 192
Registrado: 12 Feb 2011, 23:07

Re: El pacto de Quenamur

Mensajepor Impredecible » 11 Sep 2017, 17:11

Fruncí levemente el ceño ante el mapa mental de la ciudad, tratando de quedarme más o menos con lo importante. No era buena con las direcciones y no me apetecía acabar perdida en mitad de ningún sitio... Al menos creía haber conseguido memorizar de forma más o menos decente las explicaciones de nuestra elfa mascota. No es que tuviera intención de hacer un tour de la ciudad, pero tenía que confesar que sentía un cierto interés por el consultorio. Una alabarda está bien pero una alabarda encantada está mejor.

-No hemos venido de turismo -siseé, pese a ello, una vez comenzó la discusión de hacia donde tirar-. Vamos a enterarnos de qué pretenden que hagamos y luego habrá tiempo de mirar escaparates.
Imagen Imagen Imagen Imagen Imagen


Volver a “Juegos de rol”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado