Digimon: Data Disruption [Rol]

Por +3 de defensa llevaría los calzoncillos por encima, ya lo creo
Avatar de Usuario
Malfuin
Mensajes: 2697
Registrado: 05 Feb 2011, 22:31
Ubicación: Valle Sin Sol
Contactar:

Re: Digimon: Data Disruption [Rol]

Mensajepor Malfuin » 29 Ene 2017, 20:57

Escribe...

Jeremy escribió:Norizuna rodó por el suelo, dejando una estela de polvo a su paso; pero en cuanto comprendió lo que estaba ocurriendo, clavó las cintas en el suelo y se las arregló para pivotar y colocar las patas sobre la tierra. Aterrizó de pie, pero al instante tuvo que saltar para evitar la acometida de los Ekakimon que le habían seguido. Los extraños Digimon, con forma de lápiz, tenían expresiones inquietantes y lucían los elementos hielo y agua en sus puntas. En la distancia, Gaogamon vio a Jeremy siendo maltratado por WereGarurumon. El niño se movía, pero parecía que le estaban obligando a hacer algo. Tenía que acudir junto a él cuanto antes. Pero primero...

Sabía que los Ekakimon no caerían dos veces en la misma trampa. Norizuna hizo un amago de atrapar al Ekakimon de agua con las cintas, pero entonces giró la testa y atrapó al de hielo con una dentellada, aplastándole los brazos. Ladeó la cabeza; empuñar un cuchillo con los dientes no era tarea sencilla, pero iba a tener que hacer algo parecido. Clavó la vista en el Digimon restante y utilizó la punta del Ekakimon capturado para congelar en el aire un ataque de agua.

No contento con eso, empleó la punta de hielo para chocarla contra la de agua, congelando el poder de agua del Ekakimon acuático y provocando que las cabezas de ambos quedaran unidas, como si fueran siameses. Abrió la boca, saltó hacia atrás y descargó su ataque contra ambos enemigos:

—¡GOLPE ESPIRAL! —bramó, y el violento vendaval convirtió en astillas a los enemigos restantes.


Escribe...

Jeremy escribió:WereGarurumon observaba con escepticismo a Jeremy. El niño había obedecido al instante su orden, con los ojos vacíos, sin expresión alguna. Había sabido todo el tiempo que sobreviviría, por supuesto, pero empezaba a preguntarse si el pequeño era consciente de que la herida le habría matado en condiciones normales. Lo que estaba haciendo era una chapuza, desde luego: había comenzado a narrar en plena batalla, sin construir una introducción apropiada, sin presentar a los personajes. Cierto era que no tenía mucho tiempo de ponerse a sentar las bases de la narración (y que él mismo ya había definido aquellas bases en la novela, de forma bastante magistral, modestia aparte), pero bien que se había tomado una pausa para vilipendiar su obra a pesar de la situación. Esperaba que con aquel pequeño castigo esperaba algo... y como venganza tampoco estaba mal. Pero algo comenzaba a inquietarle.

Echó un vistazo hacia Gaogamon. Aquella versión inferior de sí mismo estaba contraatacando a los Ekakimon de agua y hielo. Que ganara o perdiera le daba igual, sabía que podía encargarse de él de un solo golpe. Le preocupaba más Jeremy. La intensidad y concentración con la que estaba escribiendo no era natural. ¿Qué demonios estaba poniendo? Volvió a fijar la mirada en el libro, pero la cabeza del niño le impedía una visión clara. Se agachó para ver desde otro ángulo y soltó un áspero gruñido. ¡Menuda letra tan fea tenía aquel crío! Le iba a llevar un rato descifrar aquellas malditas líneas. Y pensar que estaba mancillando su ópera prima con aquellos garabatos de preescolar... Empezaba a arrepentirse de aquello. Entrecerró los ojos y comenzó a leer. ¿Estaba escribiendo sobre él mismo, o...?

Lo que WereGarurumon no sabía era que no iba a disponer del tiempo necesario para leer. De repente, sintió una fuerte presión en el cuello y su laringe se oprimió angustiosamente. Cayó de espaldas, derribado por una fuerza súbita e irresistible, y al mirar a Jeremy vio cómo se hacía más y más pequeño. Su pelo corto se agitaba como si hubiera enloquecido, como si estuviera recibiendo el azote de un tornado.


Escribe...

Jeremy escribió:Jeremy se preguntó qué demonios estaba haciendo. Sabía que debía estar perdiendo sangre a gran velocidad. Iba a morir de un momento a otro. ¿De verdad quería pasar así sus últimos minutos? ¿Escribiendo? Limitarse a escribir lo que deseaba que ocurriera no iba a servir para nada. No realmente. ¿O sí? ¿Tenía sentido aplicar la lógica que el conocía en un mundo en el que podías sobrevivir a que te abrieran el corazón con un lápiz? Y tenía que admitirlo, tener que escribir con aquella cosa enorme era una tortura mucho mayor que la herida que había recibido. A fin de cuentas, no sentía dolor. La dentera que le provocaban los lápices era peor que el dolor; no era raro que su letra fuera tan terrible. Pero sí sentía como si nada importara, o al menos nada fuera de aquellas páginas. Se preguntó si estaba conmocionado. Miró la frase que acababa de escribir.
Jeremy escribió:Se preguntó si estaba conmocionado. Miró la frase que acababa de escribir.
Jeremy escribió:Se preguntó si estaba conmocionado. Miró la frase que acababa de escribir.

Sacudió con fuerza la cabeza. A aquel ritmo, iba a volverse loco. Notó un vendaval sobre su cabeza cuando Gaogamon pasó sobre él a toda velocidad y le quitó a WereGarurumon de encima. O quizá sólo quería imaginar que lo había sentido. Quizá simplemente lo estuviera deseando.


Escribe...

Jeremy escribió:Gaogamon había dejado a los Ekakimon atrás antes de que sus astillas cayeran al suelo. Corrió a toda velocidad hacia WereGarurumon, que parecía muy concentrado en lo que Jeremy estaba... ¿escribiendo? ¿Y de dónde había salido toda aquella sangre de su camisa? ¿¡Qué demonios le había hecho!?

Sintió que una ira sin precedentes le recorría, pero por algún motivo logró mantener la mente fría. WereGarurumon era más fuerte y rápido que él, al menos en distancias cortas. Jamás le vencería en una batalla normal. Pero aquella no era ninguna batalla normal. Él tenía la ventaja; si podía encontrar el modo de privarle de sus brazos y piernas durante unos momentos, de infligirle todo el daño posible...

Al instante lo supo. Con gran habilidad, formó un nudo corredizo al final de cada una de sus cintas y echó los lazos por la cabeza de WereGarurumon al pasar junto a él corriendo como un rayo. Ambos nudos se apretaron instantáneamente y el enemigo fue arrancado del sitio y cayó de espaldas. Norizuna aumentó su velocidad, comenzó a correr más rápido de lo que nunca había corrido. Sabía que cada segundo que el cuerpo del licántropo permaneciera expuesto a la terrible fricción del suelo bajo ellos, se debilitaría un poco más. Si intentaba usar los brazos y piernas para detener la carrera, sólo conseguiría herirse más y apretar los nudos corredizos más todavía.

Corrió describiendo enormes círculos en torno al árbol, tanto tiempo como le fue posible, hasta que al final sintió que comenzaba a bajar el ritmo. Eso daría a WereGarurumon una oportunidad de recuperarse, y no podía tolerarlo. Se dirigió directo al árbol y saltó sobre la rama más alta. Las cintas cayeron sobre la rama y elevaron al enemigo bruscamente sobre el suelo, como en un auténtico ahorcamiento. Cualquier criatura normal ya habría tenido el cuello roto.

Ambos Digimon quedaron colgados a la misma altura, de la misma rama, con la diferencia de que pender de aquellas cintas era natural para Gaogamon y arrebataba el aliento a WereGarurumon. En aquel momento ya no importaba quién iba a dos o a cuatro patas: ambos cánidos se lanzaron uno contra el cuello del otro, mordiéndose, empleando las garras para arañarse. La rama crujía, estremecida por el enorme peso, pero no se partió. La violenta batalla estaba a punto de llegar a su final.

Gaogamon tenía que ganar. Tenía que ganar. Tenía que ganar.


Escribe...
Imagen


Spoiler: Mostrar
Flanpuntos: 11920
Drazpuntos: 500
Shypuntos: 100
Sodipuntos: 80
Loudpuntos: 46
Depuntos: 25
Codepuntos: 25
Sormapuntos: 25
Helcopuntos: 20
Kaopuntos: 10
Amipuntos: 7
Sergiopuntos: 4
Xeviipuntos: 2

Avatar de Usuario
Aritriel
Mensajes: 745
Registrado: 30 Nov 2013, 07:20
Ubicación: Sorpresa :3

Re: Digimon: Data Disruption [Rol]

Mensajepor Aritriel » 29 Ene 2017, 22:25

El plan funcionó y Seraphiel cortó a nuestro enemigo en dos... y entonces las piernas del MagnaAngemon se lanzaron a por el Witchmon. Me quedé mirando fijamente un poder reaccionar, en parte porque no entendía cómo podía seguir atacando después de ese ataque y en parte porque sospechaba que en cualquier otra circunstancia me habría reído de que unas piernas hubieran atacado a Seraphiel.

-¡Lanza las piernas volando con otro ataque de viento y vuelve a lanzar el agua contra el pecho, rápido!- le grité a Seraphiel.

No sabía que iba a ocurrir si la otra mitad del MagnaAngemon terminaba de reunir la energía, pero no quería saberlo.

Avatar de Usuario
Dark
Mensajes: 1671
Registrado: 07 Feb 2011, 20:21
Ubicación: En la cama

Re: Digimon: Data Disruption [Rol]

Mensajepor Dark » 30 Ene 2017, 09:19

Dianamon escribió:-El Hawkmon es amigo de Matías. Se declara culpable de haber trabajado en tándem con el enemigo y debe mostrar su lealtad si no quiere recibir un castigo marcial. Esta será su prueba, si no os importa. -Dianamon os mira a todos a los ojos-. Voy a ir personalmente a buscar a los otros tres humanos. Los traeré y entonces la Resistencia lanzará un ataque frontal contra la ciudad. Si seguís dentro para entonces, centraos en vuestra propia seguridad. La ayuda llegará en breve. ¿Alguna pregunta?


-Sí, ¿se sabe el estado de Matías? Y más importante, ahora que Matías se fue solo, ¿nosotros qué haremos?
Imagen

20 Bokupuntos ______________________ 2 Bokupuntos 2.0
25 Loudpuntos ______________________ 10.000.000 Hollow Points
Pin de la superación personal de Flan
300 Sodipuntos
Infinitos Flanpoints (con captura)

Avatar de Usuario
LightHelco
Mensajes: 2713
Registrado: 05 Feb 2011, 23:03
Ubicación: en cualquier lugar que se pueda usar un lapiz

Re: Digimon: Data Disruption [Rol]

Mensajepor LightHelco » 30 Ene 2017, 15:41

No me molesto el que la Digimon nos detuviera para presentarnos a alguien que podía ayudarnos a colarnos en la base de la gata. Lo que me molesto es que insistiera en meter un equipo de rescate al ser más inútil que había pisado el Mundo Digital.

¿Qué demonios hacía ese imbécil ahí? ¿Tanto sentirse mal y ahora se apuntaba a una posible misión suicida? Apreté los puños para no empezar a gritarle a Dianamon, porque quería gritar mucho.

En cambio, me acerqué al idiota de pelo rubio y agarrándole del cuello de la camisa le mire seriamente.

—Voy a ser franca contigo, no te soporto y si no fuera porque hay un loco dirigiéndose hacia la tumba dedicaría mi tiempo a quitarte esa cara de bobalicón que tienes a puñetazos —confesé fulminándole con la mirada —. Así que voy a dejarte las cosas claras: Me acabo de recuperar de unas heridas que se ríen de la mierda que te hicieron en el bosque, así que como vuelva a verte lloriqueando por algún lado porque te has cortado un dedo, pienso usarte de escudo contra el primer enemigo que vea ¿Te ha quedado claro?
Imagen


MISION: Buscar un hosting de imagenes decente
Recompensa: Firma rotatoria

Avatar de Usuario
Zodiark
Mensajes: 900
Registrado: 05 Feb 2011, 22:33
Ubicación: Nohr

Re: Digimon: Data Disruption [Rol]

Mensajepor Zodiark » 30 Ene 2017, 17:52

—Oye, relájate —dije agarrando las muñecas de Alice y apartándolas del cuello del chico—. No sé qué ha pasado para que haya tanta hostilidad entre vosotros, pero quieras o no estamos todos en la misma situación, y Matías nos necesita. En lugar de pelear y reprocharnos cosas tenemos que unir fuerzas y actuar como uno. Si algo he aprendido de los juegos de equipo es que cuanto mejor ambiente haya y más cooperen todos mejores resultados habrá —Sonreí intentando calmar a Alice y haciendo sentir mejor a Alan, seguramente estaba nervioso e intimidado—. Así que déjalo estar y pensemos en lo que nos toca ahora, que es ir a ayudar a Matías, que a saber en qué líos se puede meter por ir solo.

Claro que yo tampoco era quién para decir eso, después de todo iba a ir de forma impulsiva y sin ningún plan en mente a buscarle. Menos mal que Dianamon me detuvo y me hizo recapacitar un poco.

Me agaché entonces a la altura del Hawkmon, y lo observé curiosa. Le sonreí y le di un par de palmadas en la cabeza de forma amigable.

—Qué Digimon tan chulo. ¿Cómo es eso de que trabajabas con el enemigo y ahora te arrepientes? ¿Qué ha pasado? ¿Y de qué conoces a Matías? ¿Sabes algo que nos pueda ayudar?
Imagen

Avatar de Usuario
Amilinne
Mensajes: 516
Registrado: 29 Jul 2011, 19:26

Re: Digimon: Data Disruption [Rol]

Mensajepor Amilinne » 02 Mar 2017, 06:54

@Matías (250%)

-¡Por supuesto! Mi conocimiento es impagable, y además...

-Voy a estar vigilándote, así que no hagas nada estúpido -dice Lillymon antes de dejar de aplaudir. Su sonrisa no maquilla demasiado bien la amenaza en su tono de voz. Palmon se encoge visiblemente, pero trata de disimularlo.

-Y además deberíamos darnos prisa, tal y como dices. ¡E-espero que podáis seguirme el paso!

Palmon se adelante a paso ligero. Le falta poco para salir corriendo. Konpaku te pega un codazo.

-Primero Hawkmon, ahora este impresentable. No le cojas el gusto a esto de confiar en antiguos enemigos. La ley de la probabilidad dicta que en algún momento nos saldrá el tiro por la culata -entonces se gira en dirección a los Palmon y Tanemon que aún os miran con curiosidad-. No salgáis todos aquí en cascada, ¿de acuerdo? Haced algo de ruido, poned música y bebed algo. Si alguien viene y os pregunta qué hacéis o por qué os habéis metido todos aquí al mismo tiempo, alegad que estáis preparando una fiesta o algo así. Eso es lo mejor que podéis hacer si queréis ayudarnos, ¿de acuerdo?

Nadie es capaz de contradecir a Lillymon. Asienten y empiezan a limpiar un poco el lugar para hacerlo más presentable.

-Con eso deberíamos tener vía libre un rato incluso si alguien se pasa a cuestionar a todos estos ciudadanos. Venga, démonos prisa.

Lillymon toma la delantera y ambos salís del bar. Palmon no os ha esperado, pero todavía está lo bastante cerca como para poder seguirlo. Traza una ruta directa pero bastante extraña, yendo en zig zag y de portal en portal. Encontráis varios establecimientos curiosos que no os importaría visitar de no estar en plena misión de infiltración.

-Es impresionante que no hayáis saltado ninguna alarma. -Murmura Palmon-. A los que viven aquí les dieron un plano para evitar las zonas calientes, pero vosotros no deberíais saber nada. ¿Acaso algún Tanemon se ha escapado y le ha soplado a la Resistencia lo que sabe? ¿Cómo sabíais que la calle residencial vieja no era peligrosa?

-Oh, no, nada de eso. Matías tiene la suerte del quebrado, eso es todo -Konpaku guiña un ojo.

Palmon os acerca cada vez más a la puerta principal... pero entonces gira a la derecha y os hace rodear un buen trecho del muro que os separa de la fortaleza.

-Mantened la cabeza baja y pegaos a la pared u os verán los vigías. Ya podrías ser menos... colorido -se mofa Palmon echándole una mirada llena de desdén al digimon hada, aunque se nota un deje de envidia en su voz-. Aquí, justo aquí. No tenemos ningún mecanismo estúpido para abrir desde fuera una salida de emergencia, pero sí que tenemos esto. ¡Hiedra Venenosa!

Vuestro guía utiliza las lianas extendidas de sus manos para empezar a escarbar la tierra desgastada a vuestros pies. Pasa un minuto, luego cinco, diez... Palmon empieza a sudar. El olor que emite es asqueroso, como de huevos podridos.

-E-eh... Y-ya casi está...

Pero no parece que vaya a estar pronto.

@Luke (125%) @Tris (210%) @Alice (-25%) @Alan (100%)

Dianamon te mira con el ceño fruncido, Luke. Intercambia una mirada con Penguinmon, que suspira y junta sus alas, y luego te vuelve a mirar a ti.

-Matis está bien. O al menos, su dispositivo lo está. Vosotros, como ya he explicado, vais a ir a sacarle del lío en que se ha metido. Cuando los tres del Nido regresen los mandaremos junto a nuestro ejército para así asegurar la victoria. Si os retienen, haced todo lo posible por sobrevivir hasta nuestra intervención. ¿Queda claro ahora?

-Pero, ¿qué...?

Coges a Alan de la camisa y casi le levantas del suelo, Alice. Él mantiene sus ojos fijos en los tuyos en todo momento, al principio confuso, pero luego desafiante. Ves a Sunflowmon preparándose para golpearte, pero el niño rubio lo impide a tiempo zafándose de ti de un empujón.

-Yo también seré franco. No tengo ningún problema contigo... Pero si te sigues comportando como una niña esas heridas de las que hablas no será lo peor que te llevarás en este mundo -musita con el ceño fruncido-. No sé qué ha pasado, pero puedo ver que tu compañero es un bebé. Esta misión que vamos a cumplir... -le brillan los ojos durante un instante-. Nos han elegido para hacer algo bueno, para ser héroes, y no lo conseguiremos si lo hacemos solos. Si no has aprendido eso en el tiempo que has estado sola y le ha pasado lo que sea que le haya pasado a tu Gazimon, no seré yo quien te lo enseñe. Pero lo que te pase será por tu culpa y de nadie más.

Alan te da la espalda y se monta en su Sunflowmon.

-Los cadáveres tienen más posibilidades de ser utilizados como escudos de carne que los heridos, Alice. Pero tranquila, haré todo lo posible para que eso no nos pase a ninguno. ¿Puedes decir tú lo mismo? -Niño y Digimon os miran por encima del hombro. Luego Alan sonríe en dirección a Tris-. Gracias por la ayuda, pero no dejaré que me siga avasallando, así que puedes estar tranquila. Y tienes razón, es hora de dejar de discutir y trabajar juntos. Partamos: ¡ese chico nos necesita!

Dianamon os pide vuestros dispositivos digitales antes de que os vayáis. Al cabo de unos minutos vuelve y tenéis instalado un mapa sencillo de los alrededores e instrucciones para llegar seguros a la Ciudad de los Tanemon. Está relativamente cerca de Internalia, al noroeste, y lo único que separa ambas ciudades son inmensas praderas.

-Si alguno de vosotros puede digievolucionar a algo rápido o que vuele, que lo haga ahora. Necesitáis ir tan rápido como podáis, por vuestro amigo. Y otra cosa... Si ocurre lo peor y os tenéis que enfrentar a Persiamon, no os confiéis -la expresión de Dianamon se torna sombría-. Es cierto que por si sola no es más que un digimon de nivel Perfecto, pero... No tendríamos problemas para deshacernos de ella si simplemente tuviéramos que derrotarla en combate singular, ¿no os parece? Tiene muchos ases en la manga. Preparaos para lo inesperado.

Mientras salís de las instalaciones de la Resistencia, Hawkmon responde a tus preguntas algo incómodo, Tris.

-Yo, eh... Bueno, ya sabes lo que dicen. Los ganadores escriben la historia y todo lo demás. Yo, eh, sólo quería... algo de comer en mi plato -aparta la mirada y se rasca con el ala-. Peleé con otros humanos y me vencieron. Si hubiera vuelto con Persiamon tras esa derrota, no sé que habría hecho conmigo. Los, uh, “buenos” al menos me darían una oportunidad para redimirme, supuse. Por eso me fui con Matías. Y así ha sido. Así que aquí estoy. Y tal. -Llegáis al exterior. El olor y bochorno de Internalia os golpea como una bofetada. El bullicio es muy diferente a la urgencia educada de los trabajadores de Persiamon, más salvaje-. E-en fin, ¿quién conduce?


@Jeremy (200%)

Norizuna rueda por el suelo, dejando una estela de polvo a su paso; pero en cuanto comprende lo que está ocurriendo, clava las cintas en el suelo y se las arregla para pivotar y colocar las patas sobre la tierra. Aterriza de pie, pero al instante tiene que saltar para evitar la acometida de los Ekakimon que le han seguido. Los extraños Digimon, con forma de lápiz, tienen expresiones inquietantes y lucen los elementos hielo y agua en sus puntas. En la distancia, Gaogamon te ve, Jeremy, siendo maltratado por WereGarurumon. Te mueves, pero parece que te está obligando a hacer algo. Gaogamon sabe que tiene que acudir junto a ti cuanto antes. Pero primero...

Sabe que los Ekakimon no caerán dos veces en la misma trampa. Norizuna hace un amago de atrapar al Ekakimon de agua con las cintas, pero entonces gira la testa y atrapa al de hielo con una dentellada, aplastándole los brazos. Ladea la cabeza; empuñar un cuchillo con los dientes no es tarea sencilla, pero va a tener que hacer algo parecido. Clava la vista en el Digimon restante y utiliza la punta del Ekakimon capturado para congelar en el aire un ataque de agua.

No contento con eso, emplea la punta de hielo para chocarla contra la de agua, congelando el poder de agua del Ekakimon acuático y provocando que las cabezas de ambos queden unidas, como si fueran siameses. Abre la boca, salta hacia atrás y descarga su ataque contra ambos enemigos:

—¡GOLPE ESPIRAL! —brama, y el violento vendaval convierte en astillas a los enemigos restantes.

WereGarurumon te observa con escepticismo. Has obedecido al instnate su orden, con los ojos vacíos, sin expresión alguna. Te pregunta si eres consciente de que la herida en tu pecho debería haberte matado, pero no contestas. Acerca su hocico a tu cara y notas su aliento, cálido y maloliente, golpearte las fosas nasales con la fuerza de veinte cachetadas. Primero parece curioso, pero enseguida notas la indignación en su voz cuando te gruñe en la oreja. Funciona, funciona. Ves por el rabillo del ojo a Gaogamon, victorioso, acercarse a vuestro enemigo por la espalda. Escribe, escribe.

Escribe...

La hoja desaparece de delante de tus ojos. Tu lápiz se encuentra con una nueva página en blanco. Ojiplático, alzas la vista. WereGarurumon se ha cansado de mirarte por encima del hombro para saber qué estabas escribiendo y ha decidido arrancar la hoja. Entonces se ríe.

Se ríe con mucha fuerza.

Se coloca de lado, extiende el brazo y agarra los lazos de Gaogamon al vuelo justo cuando estaba a punto de realizar la estrategia que tan bien habías explicado en el texto en que estabas inmerso escribiendo. Entonces lo levanta sin esfuerzo alguno y estampa el cuerpo del perro contra tu cuerpo, aplastándote. Sueltas tanto el libro como el lápiz, el impacto incapacitando totalmente tu cuerpo. No duele, pero tu cerebro te informa de que debería dolerte. Y no te permite moverte.

-¡JA, JA, JA, JA, JA, JA! -el verdadero autor de esta obra continua con su risotada-. ¡¿DE VERDAD PENSABAS QUE HACERME CASO ERA LO ÚNICO QUE TENÍAS QUE HACER?! ¡¿QUE ESTA ERA TU HISTORIA?! ILUSO. NIÑATO REPELENTE. PUSE EL CEBO FRENTE A TI Y NO PUDISTE RESISTIR, ¿VERDAD? TENÍAS QUE HACERLO A TU MANERA. ¡TENÍAS QUE CORREGIRME! -de una zancada se coloca junto a vosotros. Aparta a Gaogamon de encima tuyo con delicadeza y te susurra en el oído-. Este no es tu examen. ¿Lo has olvidado? Pero si lo fuera... ya lo habrías suspendido.

Te coge del cuello y te levanta en el aire. Gaogamon se queda en el suelo. El Ekakimon manchado de sangre yace inerte junto a él, al igual que el libro en el que estabas escribiendo tu propia versión de la batalla segundos atrás. Puedes ver como las lágrimas brotan de sus ojos como cascadas mientras WereGarurumon materializa una pluma estilográfica del tamaño de una espada. Al mismo tiempo, cientos y cientos de Ekakimon empiezan a emerger de la distancia y a avanzar en vuestra dirección.

-No lo entiendo... No lo entiendo... -solloza Norizuna-. Yo... Yo lo estaba leyendo... No sé cómo, pero cada palabra que escribías aparecía también en mi mente. Entonces, ¿por qué? ¿Por qué no ha funcionado? Estaba siguiéndolo al pie de la letra... Remy... Remy... -Aúlla-. Remy, ¡¿qué nos falta...?! Tengo que ganar.

Norizuna escribió:Tengo que ganar
Jeremy escribió:Gaogamon tenía que ganar



@Adair (200%)

-¡S-sí!

Witchmon aparta de una ráfaga de viento las piernas y se prepara para disparar al torso de MagnaAngemon, pero la parte inferior de vuestro enemigo se recupera antes de lo esperado y desvía el agua pegándole una patada al brazo de Seraphiel, haciéndole fallar. Acto seguido le golpea en la mejilla y lo tira al suelo, pisándole la cara para evitar que se levante. La otra parte del ángel continua reuniendo energía. Parece que ahora es un dos contra uno...

-¡Adair...! -escuchas la voz apagada de tu compañero, obstruida por la bota de MagnaAngemon-. Tú... eres... el rey...
~ Search for your own Paradise ~

Imagen

Avatar de Usuario
bobokukemon
Mensajes: 1456
Registrado: 23 Ago 2011, 13:14

Re: Digimon: Data Disruption [Rol]

Mensajepor bobokukemon » 02 Mar 2017, 10:06

—Ya sabes lo que dicen, mantén a tus amigos cerca pero a tus enemigos aún más cerca. De todas formas esto es una situación peliaguda, así que aunque nos encontremos una posibilidad ínfima, tenemos que aprovecharla —susurré a Konpaku aún dentro del bar.

Tras tomar una extraña ruta, supuestamente la más segura, nos encontramos con un muro que el Palmon intentó derribar, pero parecía que el grosor era demasiado para él. Volví a acercarme a mi compañera.

—¿Crees que podrías ayudar con esto? Algo no muy vistoso, a ser posible que ni Palmon lo note para que no suelte una rabieta. ¿Algo como un Cañón de Flores a baja intensidad?

Avatar de Usuario
Malfuin
Mensajes: 2697
Registrado: 05 Feb 2011, 22:31
Ubicación: Valle Sin Sol
Contactar:

Re: Digimon: Data Disruption [Rol]

Mensajepor Malfuin » 02 Mar 2017, 12:35

Funcionaba.

Vale, sí, había salido todo mal. El pobre Nori había salido malparado y yo estaba más muerto de vivo. Pero lo más extraño de todo era que al principio había funcionado.

Yo había empezado a escribir con la cabeza embotada, pensando sin lucidez, dejándome llevar por el instinto. Había sido como si tratara de pensar a través de una horrible fiebre. No me sentía así ahora. El último golpe me había espabilado: me sentía preocupantemente desconectado de mi cuerpo (aunque sentía el peso de Gaogamon perfectamente), pero mi mente funcionaba con más claridad.

¿Por qué había funcionado? Nori acababa de decir que realmente había leído lo que yo había escrito, pero pensándolo fríamente, aquello era imposible.

"Pero es la realidad", dijo una vocecita en mi cabeza. "Primero hay que aceptar la realidad, y luego buscar la explicación."

Aquella frase no era mía. La había oído en una serie de dibujos, pero siempre me había parecido muy sabia. ¿Y qué explicación podía haber? ¿El libro era especial? Claramente lo era para Nori, pero no pensaba que tuviera ninguna característica especial. Mi compañero había visto lo que yo escribía... no por su vínculo con el libro, sino por su vínculo conmigo. Claro, me había aferrado con tanta fuerza a la imagen de lo que estaba escribiendo, que de algún modo él había acabado viendo lo que había en mi cabeza. Seguramente había sido algo por el estilo.

Total, de todos modos, no podía moverme. No necesitaba el libro para nada, sólo tenía que imaginar que escribía en él. Tenía que hacerlo. Tenía que visualizarlo con todas mis fuerzas y creer en que Nori lo vería.

Jeremy escribió:Espero que puedas leer esto, Norizuna.

Creo que si antes pudiste, también podrás hacerlo ahora.

El digicántropo me ha derrotado. Lleva razón, he caído en su trampa como un estúpido. Es cierto que soy un crío repelente, aunque a veces necesito que me lo recuerden. No sólo lo soy porque pase de relacionarme con la gente y conteste borderías a casi todo el mundo: sobretodo es porque tiendo a creerme más listo que los demás. Eso hace que cuando afronto un problema, crea que soy el único que puede resolverlo; no, me molesta pensar que otro pueda resolverlo primero, o que me ayude a hacerlo a mí. Encaro los problemas siempre solo, incluso cuando también afectan a otros. Puedo dar instrucciones, pero no acepto ideas. Soy así, y la verdad es que dudo mucho que cambie, porque de todos modos la mayoría de la gente me parece tontísima.

Pero puedo hacer excepciones. Las hago con la gente que aprecio de verdad. Y ya tendría que haberlo hecho contigo. No sé si lo has oído, pero él ha dicho que este no es mi examen. Es el tuyo. Ahora mismo la situación parece desesperada, pero la cuestión es que es un examen... y él no se molestaría en ponértelo si no lo pudieras superar.

Pero es un examen para ti. No sabemos lo que están evaluando, no sabemos lo que esperan que demuestres. Pero probablemente sea la clase de puzzle que sólo tú puedas resolver. Yo no tengo todas las piezas. Eres tú quien necesita comprender el problema y encontrar la solución. Por eso vamos a intercambiar los papeles. Desde ahora, tú das las instrucciones.

Dime lo que necesitas que haga. No sé si podré seguir moviéndome a estas alturas, pero si hace falta rodaré haciendo la croqueta para morder el tobillo del enemigo. No, en serio, encontraré las fuerzas en alguna parte. Haré lo que me pidas.

No hace falta que te repita que tienes que ganar. Eso ya lo sabes. Pero recuerda lo más importante: puedes ganar. Todo parece indicarlo. Esto no es un callejón sin salida.
Imagen


Spoiler: Mostrar
Flanpuntos: 11920
Drazpuntos: 500
Shypuntos: 100
Sodipuntos: 80
Loudpuntos: 46
Depuntos: 25
Codepuntos: 25
Sormapuntos: 25
Helcopuntos: 20
Kaopuntos: 10
Amipuntos: 7
Sergiopuntos: 4
Xeviipuntos: 2

Avatar de Usuario
Zodiark
Mensajes: 900
Registrado: 05 Feb 2011, 22:33
Ubicación: Nohr

Re: Digimon: Data Disruption [Rol]

Mensajepor Zodiark » 08 Mar 2017, 22:20

—Si alguno de vosotros puede digievolucionar a algo rápido o que vuele, que lo haga ahora. Necesitáis ir tan rápido como podáis, por vuestro amigo. Y otra cosa... Si ocurre lo peor y os tenéis que enfrentar a Persiamon, no os confiéis. Es cierto que por si sola no es más que un digimon de nivel Perfecto, pero... No tendríamos problemas para deshacernos de ella si simplemente tuviéramos que derrotarla en combate singular, ¿no os parece? Tiene muchos ases en la manga. Preparaos para lo inesperado.

—Nosotras estamos preparadas para cualquier cosa, ¿verdad, Cara? —Levanté un pulgar a mi compañera Digimon, sonriente—. Esa Persiamon tiene los días contados.

Agarré el dispositivo digital y escudriñé el mapa. Dejé a Cara observarlo también, y cuando ambas lo hubimos acabado de analizar, la miraría y le preguntaría:

—Tú puedes volar, ¿no?

También me giraría hacia Hawkmon. Al parecer el pequeño Digimon halcón quería compensarnos por lo que había hecho a cambio de que le perdonasen la vida, así que si nos podía ser de ayuda en aquella ocasión sería una buena oportunidad para ello.

—¿Y tú? Quieres redimirte, ¿verdad? Pues sería genial que te transformaras en algo grande que pudiera volar. Después de todo eres un pájaro así que seguro que tu digievolución nos sirve. ¿Qué me dices, podemos intentarlo?
Imagen

Avatar de Usuario
LightHelco
Mensajes: 2713
Registrado: 05 Feb 2011, 23:03
Ubicación: en cualquier lugar que se pueda usar un lapiz

Re: Digimon: Data Disruption [Rol]

Mensajepor LightHelco » 09 Mar 2017, 22:41

Apreté los puños intentando aguantarme las ganas de pegarme. ¿Qué sabía él sobre lo que le había pasado a Válor? ¡Se había tirado todo el tiempo aquí bien protegido.

—¡Nos drogaron, subnormal! —le grité cuando dijo que no había aprendido nada —. Y a Válor le metieron una cosa rara en el cuerpo que casi me mata. Ya me habría gustado verte teniendo que luchar contra veinte jodidas arañas tras que te hayan abierto la cabeza.

Y dios, si no se hubiera subido a su Florisauriomon, tras lo siguiente que dijo si que le había abierto yo a él la cabeza. ¿Cómo se atrevía a hablarme así? ¿A mirarme por encima del hombro? Era un inútil, un cobarde y un gilipollas que no había hecho absolutamente nada por nadie del grupo ¿Y ahora se creía un héroe? Y una mierda que lo era.

—Válor, si en alguna ocasión fallas un ataque, que no acabe en una pared, si no en su puta cara —gruñí colocándome bien la gorra —. Venga, veamos cómo llegamos hasta allí, porque yo al Florisaurimon no me subo.
Imagen


MISION: Buscar un hosting de imagenes decente
Recompensa: Firma rotatoria


Volver a “Juegos de rol”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 5 invitados