Soul Eater: Black Priest

Por +3 de defensa llevaría los calzoncillos por encima, ya lo creo
Avatar de Usuario
Dark
Mensajes: 1671
Registrado: 07 Feb 2011, 20:21
Ubicación: En la cama

Re: Soul Eater: Black Priest

Mensajepor Dark » 12 Feb 2015, 19:49

Valeria escogió finalmente la misión londinense. Y menuda alegría. El London Eye, el Big Ben, el palacio de Backingham, los soldaditos de megacasco... Todo tenía pinta de ser ultra señorial. Y además íbamos a la ópera. Sería un coñazo, sí, pero es opera londinense. ES LONDRES.

Pero al llegar a la ópera, fue todo una sorpresa. ¡Era ópera rock! Y a Valeria parecía encantarle, de modo que me olvidé durante un poco del por qué estábamos en Londres y empecé a disfrutar del concierto hasta que noté algo. ¿Eran eso huevos de Kishin? Había sido muy leve, y como lejillos. Y aunque mi cuerpo pedía olvidarme de todo, el deber es el deber.

Le hice señas a Valeria para que viese que me iba un momento a la barra para coger algo de beber, y una vez cerca me senté en un taburete de al lado de la barra y apoyándome en la barra tras haberle pedido al camarero un refresco, hice ver que estaba cansada para concentrarme y usar sentir almas, a ver si encontraba de nuevo esa presencia. Tenía que localizarla primero, cerciorarme de su situación o saber cerca de dónde podía estar, y entonces pasar a la acción.
Imagen

20 Bokupuntos ______________________ 2 Bokupuntos 2.0
25 Loudpuntos ______________________ 10.000.000 Hollow Points
Pin de la superación personal de Flan
300 Sodipuntos
Infinitos Flanpoints (con captura)

Avatar de Usuario
Crow
Mensajes: 1540
Registrado: 21 Jul 2011, 13:34

Re: Soul Eater: Black Priest

Mensajepor Crow » 13 Feb 2015, 01:27

-Ah, maldita sea, ahora me siento culpable por habernos tomado el fin de semana libre, el monstruo que haya hecho esto no se ha tomado vacaciones precisamente... -pero, entonces, Rada me señaló un animal en el tejado de un tejado- Eso era... ¿un dinosaurio? ¿un dinosaurio ha hecho esto? ¡Claro que entramos al edificio!

Cogí a Rada de la mano inconscientemente y eché a correr tras el "animal". Quería que se escapara. ¿De donde demonios ha salido un dinosaurio?
Ora Ora Ora Ora Ora
Imagen

Avatar de Usuario
Aritriel
Mensajes: 721
Registrado: 30 Nov 2013, 07:20
Ubicación: Sorpresa :3

Re: Soul Eater: Black Priest

Mensajepor Aritriel » 13 Feb 2015, 19:47

Igna y Suria estuvieron de acuerdo con hacer la misión, de manera que no había nada más que hablar. ¡Florencia, allá vamos! No sabía dónde se había escondido ese tal Maquiavelum, pero lo íbamos a encontrar. ¡Nada escapa de Treverad; ni aunque se esconda dentro de una máquina de videojuegos! Y solté una risotada mientras seguía a mis compañeros por las calles italianas.

Aunque cuando llegamos a la casa, admito que me llamó la atención más de lo que había esperado. Porque todo lo que había a nuestro alrededor se caía a cachos y, sin embargo, la casa de nuestro amigo Maquinador parecía nuevecita. Y sin entrada.

...Pero si no hay entrada, se hace una. O se busca, eso también; aunque no me importaba mucho echar abajo el edificio entero, reconocía que con dos espadas iba a ser complicado. Si no lo incendiaba, claro; pero sospechaba que a Ern eso no le haría mucha gracia. En cuanto el chico terminó de hablar, voté por subir al tejado y buscar algún agujero por allí; que lo de escalar no se me daba mal del todo. Y si ahí tampoco había nada pues... no sé. ¡Entraría por las ventanas o algo!

Avatar de Usuario
Malfuin
Mensajes: 2681
Registrado: 05 Feb 2011, 22:31
Ubicación: Valle Sin Sol
Contactar:

Re: Soul Eater: Black Priest

Mensajepor Malfuin » 15 Feb 2015, 12:16

DEVORADORA DE ALMAS


-Eh, ¡espera! -Yu saltó y se transformó en el aire, acoplándose alrededor de tu brazo. Oísteis el rugido del tractor al acelerar tras vosotros y al instante te lanzaste a la batalla.

Un par de los monstruos siguieron peleando entre ellos, pero los otros levantaron sus brazos hacia ti y dispararon astillas de hueso que se te clavaron en las alas, antes de que fueras a por ellos. Destrozaste la cabeza de uno de un puñetazo y la piedra roja que brillaba sobre su cabeza se transformó en un huevo de Kishin. Enseguida, te cargaste al otro que te había disparado, y sus almas quedaron flotando a tus pies. Pero los otros dos...

Antes de que pudieras darte cuenta, un enorme hombre de barro te agarró por las alas y te levantó a la altura de su cabeza. Tenía tres piedras rojas en la cabeza, haciendo de ojos.

-¡Se han fusionado! -exclamó Yu-. Si le arrancas esos "ojos"...

EL FANTASMA DE LA ÓPERA


Concentrándote, lograste sentir con precisión la posición de los huevos de Kishin: había cinco de ellos, y todo parecía indicar que estarían en el aparcamiento del anfiteatro. No parecían estar en movimiento.

Estabas a punto de dejarlo cuando sentiste otro rastro, muchísimo más sutil. Un aura demoniaca moviéndose entre el público. Se acercaba a la cantante y ya estaba a punto de llegar a las primeras filas, donde vosotros habíais estado antes. De repente, quitó la Protección del Alma que la ocultaba y sentiste su presencia con absoluta claridad en la primera fila: no te costó nada relacionarla con un tipo de pelo largo y blanco, terriblemente delgado, que se movía entre los asistentes con una fluidez sobrenatural.

Estaba a cinco metros del escenario, y resultaba obvio que iba a atacar a la cantante, ya que se había quitado la protección. Tú, que te habías movido hasta la barra, estabas a unos veinte metros del escenario y había un montón de personas entre donde estabas y el enemigo, aunque al menos te encontrabas en un punto bastante más alto.

-¿Va todo bien? -preguntó Valeria, preocupándose.

ALMAS MORIBUNDAS


Entraste en el edificio tirando de Rada y descubriste que no había ascensor, así que comenzaste a correr escaleras arriba en dirección al tejado... Hasta que el velocirraptor saltó desde lo alto sin que pudieras verlo venir y caíste rodando con el reptil escalera abajo, hasta el descansillo de una puerta. Con tu único brazo, trataste de mantener lejos de tu cuello la boca repleta de colmillos de la criatura, mientras veías cómo Rada se había quedado paralizada por la impresión en lo alto de la escalera, con una mano extendida hacia ti.

LA MANSIÓN DE LOS RECUERDOS


-Muy bien, pues vamos a trepar -a Ern pareció gustarle la opción elegida. Comenzó a subir con facilidad por las ruinas de alrededor, ayudando constantemente a Izumi (quien parecía necesitarlo) a seguirle, y haciendo que se transformara en arma para poder pasar por las partes más difícil. Resultó que la chica era una katana larga y recta, con la hoja opaca salvo por el filo, que era blanco plateado y reflejaba el sol de forma casi cegadora.

Suria e Igna no necesitaban tanta ayuda, así que en seguida alcanzasteis el punto más alto de una de las ruinas de al lado y llegasteis al tejado. Había unas cuantas zonas hundidas por la falta de cuidado y el clima, pero sólo tres agujeros eran tan anchos como para poder atravesarlo. Uno parecía dar a una escalera muy empinada, otro a una habitación con un piano y un tercero a un dormitorio con una gran cama de matrimonio.

-¡Vamos, vamos! -Igna estuvo a punto de saltar al dormitorio.

-¡Espera! -Suria la cogió del brazo-. No deberías entrar sin más por tu cuenta. Eres un arma, ¿recuerdas? Además, deberíamos pensar bien por cuál entramos.

-¿Qué más da eso? -protestó Igna-. Es todo la misma casa, ¿no?

-Sí, pero quién sabe cómo será por dentro -comentó Ern-. Además, tendríamos que decidir otra cosa. ¿Nos dividimos o permanecemos juntos? Tal vez acabemos de buscar más rápido si cada uno va por su cuenta -señaló, mirando a Trev.
Imagen


Spoiler: Mostrar
Flanpuntos: 11920
Drazpuntos: 500
Shypuntos: 100
Sodipuntos: 80
Loudpuntos: 46
Depuntos: 25
Codepuntos: 25
Sormapuntos: 25
Helcopuntos: 20
Kaopuntos: 10
Amipuntos: 7
Sergiopuntos: 4
Xeviipuntos: 2

Avatar de Usuario
Crow
Mensajes: 1540
Registrado: 21 Jul 2011, 13:34

Re: Soul Eater: Black Priest

Mensajepor Crow » 17 Feb 2015, 00:29

-Y si... conviertes esa mano en una bayoneta... y me ayudas, por favor? -dije con esfuerzo, mientras mantenía a raya al velocirraptor- ¡Te huele el aliento a pozo, lagarto-pollo!

Intenté doblar las rodillas sobre mi pecho para ponerle los pies en el suyo y, haciendo fuerza con espalda y piernas, apartarlo de un empujón. Primero el caballo y ahora esta cosa, esto no puede estar pasando.
Ora Ora Ora Ora Ora
Imagen

Avatar de Usuario
Aritriel
Mensajes: 721
Registrado: 30 Nov 2013, 07:20
Ubicación: Sorpresa :3

Re: Soul Eater: Black Priest

Mensajepor Aritriel » 20 Feb 2015, 20:30

¡Había una entrada! ¡Había una entrada! ¡Lo sabía! ¡Por algo soy el mejor de todos! ¡Ja, ja, ja, ja, ja! Bueno, no había sólo una entrada, sino tres que llevaban a habitaciones diferentes, así que incluso podíamos elegir por dónde entrar. Entonces asentí a las palabras de Ern.

-Estoy seguro de que nos las podremos apañar por separado-me mostré de acuerdo con la idea de separarnos-. Además, se supone que todo esto es la misma casa. Si tenemos problemas bastará don dar un par de gritos para encontrarnos. ¡No habrá problemas!

Les sonreí, confiado.

-¡Y me pido la habitación de la cama!-grité, un segundo antes de saltar por el agujero en dirección al colchón.

Avatar de Usuario
LightHelco
Mensajes: 2708
Registrado: 05 Feb 2011, 23:03
Ubicación: en cualquier lugar que se pueda usar un lapiz

Re: Soul Eater: Black Priest

Mensajepor LightHelco » 20 Feb 2015, 20:35

—¡Eh, suelta! ¡A los pájaros no nos gusta que nos agarren de las extremidades, caw! —le grité al monstruo empezando a patalear en el aire —¿A los ojos? ¡Oh, claro, a ver como andamos de puntería en pleno movimiento, ¡caw caw!

Haciendo que las alas fuesen desapareciendo poco a poco, apunté rápidamente hacia el ojo central con Yu y disparé el gancho esperando que se quedara pillado. Aprovechando a que el gigante ya no me agarraría tras que volviera a mi forma normal, me balancearía a su estomago y desde ahí volvería a mi forma híbrida para pegar un buen salto impulsado por las alas.

—¡Vete despidiéndote de tus ojos, caw!

Y con aquel grito, intentaría arrancar o destruir las otras dos gemas con los puños.
Imagen


MISION: Buscar un hosting de imagenes decente
Recompensa: Firma rotatoria

Avatar de Usuario
Dark
Mensajes: 1671
Registrado: 07 Feb 2011, 20:21
Ubicación: En la cama

Re: Soul Eater: Black Priest

Mensajepor Dark » 20 Feb 2015, 20:49

Me puse a buscar y noté lo que podría haber sido que notase. Y quizá sí lo era, o no, pero no tardé en darme cuenta que había un peligro bastante gordo con nosotros. Algún kinki de los que habían por aquí resultaba un peligro de verdad.

¿¡Pero qué leches!? ¿Esta es el alma del Fantasma? ¡No puede ser! Y se va a zampar a la cantante y quizá...

Pero Valeria vino a preguntarme si todo iba bien. Y no lo iba. NO. LO. IBA. Ahora explícale tooda la situación. No, no, eso estaba descartado. Más aún cuando notaba la presencia chunga cerca de la cantante. En estos momentos es cuando ser Black ★ Star sería la leche. Y todo lo resolvería más rápido.

...claro. ¡Resolverlo rápido!

—Malos, cantante, peligro, no podemos hacer nada, ahora, rápido, rápido, RÁAAAAAAPIDO —dije casi sin poder pensar en estructurar la frase mientras cogía de la mano a Valeria, haciéndole entender que era el momento de transformarse.

El profesor Black ★ Star nos hizo pasar cosas parecidas al infierno los primeros días, pero después se hizo algo más ameno. Y era el momento indicado para saber si todo el trabajo iba a dar sus frutos. Era el momento de poner en práctica todo lo que sabía sobre hacer piruetas. Y todo sería para llegar al escenario si no antes, a la vez que el alma oscura y super chunga que podía llevarse a la cantante.
Imagen

20 Bokupuntos ______________________ 2 Bokupuntos 2.0
25 Loudpuntos ______________________ 10.000.000 Hollow Points
Pin de la superación personal de Flan
300 Sodipuntos
Infinitos Flanpoints (con captura)

Avatar de Usuario
Malfuin
Mensajes: 2681
Registrado: 05 Feb 2011, 22:31
Ubicación: Valle Sin Sol
Contactar:

Re: Soul Eater: Black Priest

Mensajepor Malfuin » 21 Feb 2015, 11:35

ALMAS MORIBUNDAS


Trataste de flexionar tus piernas, pero sólo recibiste terribles heridas en la espinilla por parte de las cuchillas del velocirraptor.

-Pero... Pero... -Rada tomó aliento y retrocedió. La viste coger carrerilla y lanzarse de cabeza con un gran salto, como una nadadora olímpica al lanzarse a una piscina. En el aire, se transformó en bazoka y atravesó la espalda del saurio, de forma que la punta de la bayoneta le salió por el pecho y quedó a centímetros de tu corazón.

Como el velocirraptor estalló en un remolino verde y desapareció, el arma siguió cayendo... Rada se transformó en humana en la última fracción de segundo y acabó tendida sobre ti.

-Podría haberte matado, ¿sabes? -te preguntó, y miró a vuestro lado. Había una esfera roja flotando a vuestro lado... un huevo de Kishin.

-¿El dinosaurio ha dejado esto...? -preguntó Rada, incrédula. Estiró la mano para coger el huevo y se lo llevó a la boca. Sin embargo, oísteis una risa aguda y algo pasó volando a vuestro lado a toda velocidad: un hada de alas negras y pelo puntiagudo, del tamaño de una botella. Llevaba algo en sus pequeñas manos... ¡Había arrancado el huevo de las manos de Rada y ahora volaba escaleras arriba-. ¿Pero qué...?

El hada desaparecería de un momento a otro por el tejado. Podías tratar de seguirla corriendo o hacer que Rada se transformara y disparar desde donde estabas. Pero si fallabas este disparo, era probable que se alejara volando del edificio y la perdieras de vista.

LA MANSIÓN DE LOS RECUERDOS


Saltaste a la habitación de la cama, donde rebotaste y pudiste caer sobre el suelo. Poco después, las gemelas también cayeron sobre la cama, la una sobre la otra y rieron al botar.

-¡Qué sitio más lujoso! -dijo Igna, sorprendida, sentada sobre su hermana-. Tiene un... ... ... ... -la muchacha siguió moviendo los labios, pero no pudiste oír nada de lo que decía.

Algo extraño estaba sucediendo. Los muebles rotos y polvorientos parecían restaurarse y volver a la normalidad, el papel de las paredes se pegaba y brillaba como nuevo, la mugre desaparecía de la ventana y la luz del sol comenzaba a brillar sobre ella, la cama de matrimonio parecía otra vez mullida y bien hecha...

Y entonces viste a una mujer de pelo negro sentada frente al mueble del espejo. Al principio la confundiste con Izumi, pero enseguida te diste cuenta de que era mucho mayor y más alta. Además, llevaba un elegante vestido turquesa y tenía en brazos a un niño de unos ocho años. El niño tenía el pelo largo y blanco y una expresión preocupada.

-¿Por qué tienes que irte, mamá? -preguntó-. ¿Por qué tienes que volver a ese lugar?

-Ya te lo he explicado -dijo la mujer, en tono paciente. Estaba cepillando el pelo del niño-. Tu padre ha contraído muchas deudas y nuestras familias ya no pueden ayudarnos. Si vuelvo a trabajar en Shibusen, tendremos dinero suficiente para seguir adelante.

-Pero es muy peligroso para ti, ¿no? -el niño aferró los brazos de la mujer-. Pueden matarte.

-¡No te preocupes por mi! -le restó importancia la mujer-. Soy muy muy muy muy fuerte. Además, tu tío es mi compañero, cuando se transforma en arma y me protege somos invencibles. ¡Nos dedicamos a perseguir y castigar a los malvados!

-¿A los que son como yo? -preguntó el niño, abriendo mucho los ojos-. ¿El Shibusen también vendrá a por mi?

La mujer detuvo el cepillo y se quedó totalmente seria.

-¿Por qué dices eso? -preguntó con voz gélida.

-Por lo que hice en el sótano.

Oíste el sonido de algo al romperse y algo al salpicar. Te diste la vuelta y viste a una sirvienta que, al parecer, acababa de dejar caer al suelo una jofaina llena de agua que llevaba en una bandeja. La sirvienta estaba pálida y retrocedió asustada.

-¡Le ruego que me disculpe, mi señora Neri! -gimoteó-. ¡Lo limpiaré enseguida!

La mujer ignoraba a la sirvienta. Había abrazado al niño con fuerza estranguladora y lo apresaba entre sus fuertes brazos.

-¡No es verdad! -su voz sonó como un látigo-. ¡Tú no hiciste eso! ¡No sabemos lo que ocurrió, pero tú no hiciste nada malo! ¿Me oyes? ¡Yo lo sé mejor que nadie! ¡Yo sé que eres bueno!

El niño no respondió, pero en sus ojos veías una clara expresión de escepticismo. Entonces, sus ojos recorrieron la habitación y pareció que te miraba directamente... y desapareció. Todo volvió a la normalidad, la habitación volvió a oscurecerse (la única luz entraba por el agujero del techo) y los muebles volvieron a estar igual de desvencijados que antes.

Pero había una diferencia. La mujer con un raído vestido turquesa sentada de espaldas frente al tocador, en el mismo lugar que antes... Aunque ahora sus manos estaban grises y arrugadas y una punta metálica le salía de la espalda. Se levantó lentamente y se dio media vuelta. Su rostro estaba demacrado y le faltaban los ojos.

-¿¡Una zombi!? -gritó Igna.

La no-muerta cerró el puño en torno a la empuñadura del largo y enorme cuchillo de carnicero que le atravesaba el pecho justo por el centro, y lo extrajo lentamente. No brotó ni una gota de sangre. Una vez que la terrible arma, cubierta de óxido pero aun afilada, estuvo libre, la mujer cadáver lo hizo girar a toda velocidad entre sus dedos y acabó agachándose y colocando la mano izquierda sobre el suelo para apoyarse en las puntas de los dedos y con la derecha sobre la espalda, con el cuchillo agarrado en posición de apuñalar.

Te diste cuenta de que Igna y Suria también se habían transformado y estaban en tus manos, preparadas para defenderte.

-A juzgar por sus habilidades y lo que ha dicho antes, esta mujer debía ser una técnica de tres estrellas -advirtió Suria-. Por suerte no tiene un Arma, pero sin duda es el enemigo más poderoso que hemos visto hasta ahora. ¡Ten mucho cuidado, Trev!

DEVORADORA DE ALMAS


Disparaste a la gema roja con el gancho mientras caías y esta la atravesó. Sin embargo, el resto de tu estrategia no salió exactamente como la planeabas. Al tirar la cadena del ojo, sonó un "¡Plop!" y la piedra salió del barro, dejando un hueco. en su cara. La gema se transformó en un huevo de Kishin en el aire y tú caíste al suelo de espaldas, quedando momentáneamente indefenso.

Afortunadamente no importó mucho, porque el enemigo parecía estar deshaciéndose. El barro que le recubría se despegó de su cuerpo y su tamaño se redujo hasta alcanzar una estatura que bien habría podido ser simplemente la de una persona muy alta. Sus ojos rojos restantes se entrecerraron... y de pronto un montón de huesos afilados brotaron de su cara, rodeándolos y cubriéndolos por encima como unos extraños colmillos. El enemigo parecía haber comprendido cuál era su punto débil y lo estaba protegiendo. Retrocedió cautelosamente mientras otras dos cuchillas de huesos, largas como puñales, brotaban del extremo de los muñones de sus brazos.

EL FANTASMA DE LA ÓPERA


Tuviste que tirar de tu compañera durante casi un metro antes de que comprendiera que debía transformarse. Pero cuando lo hizo, el repentino cambio de peso te lanzó hacia adelante. Corriste junto a las gradas levantando tanto polvo y viento como lo habría hecho una motocicleta en marcha, y tuviste que derrapar para poder girar y lanzarte contra el enemigo, impidiendo en el último momento que saltara al escenario. Ahora ambos estabais bajo él, a la sombra, y la multitud seguía sin ser consciente de lo que ocurría. Un estruendo atronador os llegaba de encima.



El enemigo era alto y delgadísimo. Tenía el pelo blanco y una máscara de plata le cubría el rostro, aunque dejaba a la vista unos dientes largos y retorcidos. Se sacó de la manga una gruesa cuerda dorada y te la lanzó con tal destreza que ni siquiera tú pudiste esquivarla. Te ató la muñeca izquierda y dio un fuerte tirón que lanzó a sus brazos. Notaste como una lengua húmeda y larguísima te recorría el cuello y la cara, e instintivamente respondiste con un espadazo, pero el tipo pareció teletransportarse a tres metros de ti. Seguíais unidos por la cuerda dorada que te cortaba la circulación de la mano izquierda.

-¡REPUGNANTE! -la voz de Valeria vibró por encima de la música-. ¡ES ASQUEROSO! ¡ACABA CON ÉL, RITA! ¡VAMOS!

Los dientes retorcidos y desiguales formaron una sonrisa blanca en la oscuridad.
Imagen


Spoiler: Mostrar
Flanpuntos: 11920
Drazpuntos: 500
Shypuntos: 100
Sodipuntos: 80
Loudpuntos: 46
Depuntos: 25
Codepuntos: 25
Sormapuntos: 25
Helcopuntos: 20
Kaopuntos: 10
Amipuntos: 7
Sergiopuntos: 4
Xeviipuntos: 2

Avatar de Usuario
Crow
Mensajes: 1540
Registrado: 21 Jul 2011, 13:34

Re: Soul Eater: Black Priest

Mensajepor Crow » 21 Feb 2015, 18:55

No fui capaz de apartar al dinosaurio de mi, pero Rada acabó con él... no sin casi convertirme en un pincho moruno.
-Bueno... Podrías... pero tu no harías eso, ¿verdad? Supongo que no me había planteado que eso pudiera ocurrir. Espero que no entre nadie ahora...-dije, sonriendo con nerviosismo- ¿Un huevo? ¿Puede un dinosaurio siquiera considerarse malvado?

Rada iba a ingerir el huevo de kishin cuando una especie de hada tocapelotas se lo quitó de la boca.
-La madre que la... ¡Transfórmate!
No podía arriesgarme a perderla, pero dejar a Rada atrás podía dejarnos a ambos vulnerables. Tendré que perseguirla hasta encontrar una oportunidad mejor para abrir fuego.
Ora Ora Ora Ora Ora
Imagen


Volver a “Juegos de rol”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados